Galería

India… un dolor.

“India es un dolor, así la llevo” es como uno de esos dolores que debido a la postura, cuando estás meditando aparece y…. ecuanimidad. Mantenerte a lo tuyo, en el meditar, mientras el dolor desaparece o se trasforma pero, haga lo que haga mantenerse en lo mas importante: no reaccionar a el… tu, a lo tuyo.

india 2014.8
Así describía a la familia en un correo para desahogarme que enviaba en uno de los 12 días de pedaleo que nos ha tomado llegar desde Calcuta hasta Darjeeling. Para nosotros, éste último lugar era lo mismo que una de esas casillas en las que, cuando uno juega al parchis, hacen de “casa” y te mantienen a salvo de que tu vecino, que parece ser el mas suertudo con los dados y te anda pisando los talones mientras te mira de reojo con picara sonrisa, te coma. Cuando los dados sacan el número exacto y la metes alli…. ¡¡aaay, ufff!!…. uno respira tranquilo… sonríes a aquel pícaro… ya nada importa, estas a salvo.

Así exactamente nos sentíamos cuando tomamos la pequeña carretera que nos llevaba a ascender de los 200 a los 2.200m en menos de 80kms y cambiar de país sin pasar ninguna frontera. Es aquí que la india termina y cualquiera que recorra este lugar estará de acuerdo en ello. Comienza la montaña y con ello otra forma de vivir, las gentes que pueblan esta zona son una mezcla de diversas culturas y en su mayor parte son budistas. Nepalíes, descendientes de chinos, tibetanos….. literalmente, otro mundo.

A Aitor le gusta la montaña y con solo verlas aparecer en el horizonte sus ojos comienzan a tener un brillo especial, su sonrisa ya no desaparece del rostro y entusiasmado, acelera el ritmo sin ser consciente de ello, impulsado por las ganas de llegar. Para mí, la sensación es totalmente otra historia cuando veo las cumbres en el horizonte pero esta vez, fué diferente, en esta subida ascendía sintiéndome agraciada, es más, agradecida a esas empinadas cuestas que, sin piedad, nos hacían elevarnos de la llanura Hindú hacia los Himalayas, pero sobre todo, hacia otras gentes, otra cultura, otro modo de entender y de relacionarse que ya, desde los primeros pueblos comenzamos a disfrutar.

india 2014.3
El motivo que nos hizo pedir a la organización del festival de Dubai un cambio en el destino de vuelta era lo que empezábamos a encontrar por fín. Volvimos no al sudeste asiático, sino a Calcuta. Queremos pedalear Sikkim, ese reino perdido en el noreste de India del que tan poco se sabe, tan atrayente nos resulta y tan cerquita está ya. Tras esta zona, el plan es continuar encaramados a esta mágica cordillera de los Himalayas y seguir su curso, de este a oeste, hasta que se nos acabe, hasta que el invierno cierre de nuevo las puertas que ahora, al entrar la primavera se abren y permiten el paso del viajero, a los remotos, puros y misteriosos rincones que allá se extienden.
Los primeros al abrir, los últimos al cerrar: ese es nuestro reto, nuestro sueño, nuestro motivo y nuestra razón de haber sido fuertes y haber mantenido el humor, mientras llevábamos a cabo esa ardua y agria tarea que ha sido pedalear por tierras hindúes.
No es lindo el relato hindú pero os prometo que es sincero y así os lo trasmitimos:
A los que no conocéis india os cuento que las carreteras en este país son un verdadero caos, un terreno en el que aparentemente no hay ley, pues cualquiera puede ir en cualquier dirección, en cualquier momento y parece no ser mucho problema para el resto de los que transitan, pues todos están acostumbrados y lo único que parece importar es abrirse uno mismo camino sin chocar. Para que esto no suceda hay un modo de comunicación y ese, son los pitidos: tocar el claxon es el deporte nacional y un medio de evitar el accidente y todos, todos, lo hacen sonar casi a cada momento. Son tantos los que circulan por las estrechas carreteras que el ruido es constante y a veces se torna casi enloquecedor, la mayor parte de los camiones tienen pintados carteles a mano que te piden: “pita por favor” e incluso llegamos a ver a uno que decía: “pita fuerte”.

india 2014.6
Reina una ley, “la del mas fuerte” y en esa jerarquía los de las bicis somos los mas pequeños, los más débiles y eso en la jungla…. ya sabéis que significa. Lo que se espera de ti es que te salgas de la carretera cuando un camión o un bus hacen sonar su estrenduosa bocina, poco más.
Baches, polvo, polución, baches y mas polvo, esquivar y… ¡¡susto!!. Bache, polvo, un nuevo susto y un baño de humo negro de camión recién salido del tubo de escape a cada tanto….. Todo eso y mucho mas, compañeros, es con lo que uno tiene que lidiar cada día, cada momento pedaleando en este país.

india 2014.9

Mientras tanto, en nuestras mentes, como un profundo y secreto tesoro el silencio de las limpias montañas nevadas, visiones de esos parajes solitarios a los que nos dirigimos y eso, eso, da más fuerzas que el arroz y las lentejas, los que han estado siendo la cotidiana comida de cada uno de estos días, pues aunque india es un país de deliciosos platos y variados sabores, fuera de los lugares turísticos las opciones de comida se limitan en extremo.
El trato con los hindúes tampoco es algo fácil y menos siendo mujer. Aunque este es un país hindú, a menudo ambos sentíamos sorprendidos cuánto se asemeja a lo que uno encuentra en la calle en países musulmanes, por ejemplo a Pakistán (estoy hablando, recordar, de esta zona del “Oeste Bengal” que hemos recorrido, India es variadísima entre todos sus estados, tribus y zonas).

fotogaleria2 india2014

En las zonas rurales y menos turísticas la mujer vive bastante limitada e incluso reprimida, el trato entre hombres y mujeres que no son familia es casi nulo y la idea que tienen de los occidentales, está basada en extrañas historias y lo que han visto en las películas (muchas de ellas ejem…ejem… como decir… digamos…. de altísimo contenido erótico, siendo claros y sinceros: pornográficas, que, para nada dan cuenta de la realidad pero…. ellos… ¡¡se las creen, creen que lo que ven en esas películas sucede en nuestros países!! ) y por lo tanto el respeto que tienen hacia la mujer occidental… esta en relacción a eso…. ¡¡¡imaginaos!!!.

El hecho de ir acompañada por un hombre es de las pocas cosas que hacen que te respeten y se mantengan a raya.
Quizá éste es el único país del mundo en que estamos felices de llegar a puntos turísticos y encontrar allí esas “zonas-burbuja” que hacen de parachoques a los golpes de las diferencias culturales, en las que uno encuentra otros viajeros y se relaja, y se relaciona mucho mas. Observando, veo que la mayor parte de los turistas prefieren relacionarse entre ellos y pasar tiempo en estas zonas, y que ese es el viaje a india: moverse entre lugares de este tipo para encontrarse con otros viajeros…. el resto es el entretanto que, por supuesto tiene su sabor, atractivo y que da chispa al viaje, pero que finalmente….los momentos que aparentemente mas disfrutamos todos, son dentro de estos pequeños ghettos.

Años atrás, en el 2006 Aitor cruzaba la India de Oeste a Este, mas tarde en el 2008 juntos cruzábamos desde Nepal a Pakistán y ambos disfrutábamos de la india pura, del entretanto: nos sentíamos curiosos por lo exótico, lo diferente y nos mostrábamos mucho mas “educaditos” y pacíficos en el trato, nos tragábamos todo lo que nos caía encima así como llegaba….mirando hacia atrás y al ahora, descubro que los años de viaje nos han hecho algo rudos, e incluso duros y intolerantes con determinadas situaciones y actitudes. De nuevo sucede que al volver a un país por segunda o tercera vez, no nos hace descubrir tanto los cambios en el país, sino más bien los nuestros propios. Interesante.

india 2014.5
Hemos pedaleado como os digo, con la motivación de llegar, hemos dormido a diario en pequeños hoteles de carretera en los que por dos duros nos ahorrábamos la difícil, pesada y no muy agradable experiencia de acampar en india, un país donde hasta ahora, solo encontramos hospitalidad en la zona del Punjab años atrás pero… es que los Sicks son otra historia (pinchar aquí para leer la entrada de india en el 2008, en la que contamos un poco aquella experiencia… nada que ver con esta zona y por lo que hemos sabido como norma general por otros ciclistas…. nada que ver con el resto de india donde la hospitalidad brilla por su ausencia).

El comienzo de las plantaciones de té,

india 2014.4

el cambio en los rostros y vestimentas,

fotogaleria india 2014

la aparición de templos y las primeras vistas de las altas cumbres del Himalaya,

india 2014

nos avisaban que tan solo era cuestión del último empujón, de apretar las piernas y ascender dándolo todo.

Una parte de la familia de Aitor decidió que India era un buen lugar para sincronizarse con nosotros y organizar un encuentro, aprovechando días de vacaciones y los buenos precios del viajar fuera de temporada, y el día 3 febrero, tras haber dejado las bicis y todo el material a buen recaudo en Darjeeling y tras la paliza en tren que supone un viaje de 43 horazas, las recibíamos en el aeropuerto de Delhi dispuestos a recorrer junto a ellas el Rajastán por 15 días.

Aquí estamos, en esta otra india de bigotes largos y coloridos turbantes,

india 2014.2

de camellos y dunas, de bellas mujeres cubiertas de adornos,

india 2014.1

el viajar como turistas por estos lugares nos hace estar algo distanciados de las cosas mas duras que tiene india, pero al mismo tiempo, reafirmarnos en nuestra forma de viaje y vida: a lomos de la bici.

La libertad, independencia, lo barato y lo entretenido, lo directo y vivo de este modo de viaje nos sigue teniendo tan cautivados que de nuevo afirmamos ambos rotundamente: no lo cambiamos por nada.

Anuncios
de ¡¡Plantate!! Publicado en Noticias

4 comentarios el “India… un dolor.

  1. Buff… Calcuta, qué recuerdos….caos, ruido, polvo, vida alborotada y muerte silenciada…contrastes que duelen. Gracias por compartirlo… es difícil encontrar comprensión con quien no lo ha vivido. Y no puedo llegar a imaginarlo en bici… es desde luego, mi imagen del Caos Absoluto. Os admiro! Disfrutar de esa otra India… la de allá arriba, entre budistas… otro mundo! Placer de leeros. Besos y abrazos de gratitud!

  2. Superinteresante. Vuestras lecciones histórico-geográficas no tienen precio. Muchas gracias a los dos.
    “India…un DOLOR”, lo que viene de pedaleo “el siguiente DOLOR”…Como dicen mis amigos de Depeche Mode: “Just give me the PAIN that I´m used to” 🙂
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s