Galería

Inolvidable Dubai.

Cuatro años atrás… una remota carretera de un país al sur del continente africano: Namibia.

Allí, la sincronicidad hacía que se cruzaran nuestros caminos. El no tener prisa, el dejarnos llevar por el encuentro y por la sensación de que éste era un tío especial, hizo que compartiéramos una noche de acampada entre la maleza, allí donde nadie puede vernos, ese, cada noche era nuestro hogar; y el suyo.

No compartimos más pero, pocos son los viajeros que hoy se encuentran: muchos turistas, bastante gente que viaja con un recorrido marcado, o una ruta con principio y final, con tiempo límite, pero… pocos, contados son los que en ya, 7 años, encontramos con el espíritu del nómada, del viajero, del que ha hecho del viaje su vida y de su vida… un viaje.

Ver a Ralph de nuevo, esta vez sentado en la salida del aeropuerto, con sus muletas, con su sonrisa y ahora con su nueva compañera Laila, fue el primer de los regalos que sin saberlo, esperaban por nosotros.

dubai festival.1

Llegar a un hotel de cinco estrellas en Dubai montados en una furgoneta-casa de casi 30 años, rompe todo lo establecido y por eso, fue excitante y simpática la entrada que hicimos al descender de ella en la puerta del hotel. También verla aparcada (como unos días después lo estarían nuestras bicis) entre Maserattis y Porches, Lamborgini y Lexus. Si los coches hablaran , habrían disfrutado estos jovenzuelos modernos, con las historias de la vieja abuela amarilla, que aún en forma, puede aguantar la noche entera contándoles de sus aventuras en el continente africano, el cuál, recorrió con la única compañía de Ralph por casi 6 años, aventurándose casi al azar y sin miedo.Habéis de saber que Ralph, tuvo, unos años atrás un accidente de moto que le llevó  a estar sentado en silla de ruedas, de la que, sus ganas de vivir, le empujaron a levantarse y tras muchos esfuerzos llego a poder caminar, aunque, nunca ya como antes: ahora sus dos muletas son sus compañeras de vida y con ellas, volvió a lanzarse al mundo.

Los días del festival fueron una sucesión contínua de encuentros, presentaciones, fotos, entrevistas, fotos y charlas, fotos y encuentros, tardes-noches de lujosa habitación de hotel y abundantes y variados desayunos en el buffet de la mañana.

mosaico entrevstas

Montados en un autobús de línea, conducido por un chistoso conductor emirati, el cual, no tenía ni pajolera idea de llevar un autobús, nos movíamos desde el hotel a lo que cada día iba tocando.

Al principio todos tuvimos miedo y más de uno pensó que nos mataba, pero, a todo uno se acostumbra y llego a ser algo rutinario que no nos hacia ni cambiar el gesto a ninguno, cuando se volvía a subir con la rueda de atrás a la rotonda, le pegaba con el bordillo al parar y otra puerta quedaba bloqueada, o incluso cuando reventó la rueda de un golpe.

La organización se portó de lujo y más aún. Una pasada.

Compartíamos todos la sensación de andar zambullidos en una película, pues desde el hotel al lugar en que se celebró el festival; la cena por el canal en la parte alta de un barco, mientras los fuegos artificiales que celebraban los 30 años de la ciudad, explotaban en el horizonte enmarcados por los altos rascacielos, que con su baile de luces nocturno, hacían del momento algo inolvidable. Estando como estábamos en el desierto tampoco olvidaron el llevarnos a montar en camello, e incluso, una noche la pasamos en un lugar que recreaba el como se vivía aquí, hace poco más que esos 30 años, cuando todo era solo desierto y las casas, no tenia ni tan siquiera electricidad, y se hacían con ramas de palmera, pues incluso el ladrillo era un lujo inalcanzable.

dubai festival.6

El Jeque Awad, principal organizador del evento, del que surgió la idea de traer a Dubai viajeros interesantes de allá donde anduvieren; resultó ser un viajero en sí mismo, que años atrás recorría el mundo en 4×4 junto a un grupo de emiratis, y ésta experiencia les hizo cambiar, conocerse, transformar su forma de ver el mundo y al resto, y desde que aquello terminó, comenzó el sueño de llevar a cabo este Dubai Travellers Festival (Festival de Viajeros de Dubai).

Estábamos algo nerviosos cuando el Jeque Awad llamó a Ralph y le dijo que venía hacia donde estábamos para darnos la bienvenida, nunca antes habíamos conocido un Jeque y no sabíamos como comportarnos, que había que hacer o no hacer, o como sería el trato con el. La túnica larga, blanca e impoluta, el amplio pañuelo que cuelga sobre la cabeza, los negros ojos enmarcados por las largas y arqueadas pestañas, todo el conjunto que resuena elegancia en los emiratis y como no, en Awad también, hacía que nos sintiéramos aún mas impresionados.

Encontramos en él y en todos los emiratis que hemos conocido en este tiempo, algo que no esperábamos, encontramos gente simple, sencilla y humilde, tanto como no hubiéramos podido imaginar.

dubai festival.8

En los días del festival, conocimos a muchos de ellos, incluso al príncipe, o al ministro de cultura (que llegó en helicóptero al al evento) y a gente muy importante en el país pero, en nada pudimos diferenciarlos de cualquier otro, sólo sabíamos que alguien importante venía por el revuelo de la prensa y las televisiones pero luego, volvíamos a encontrar la misma sencillez y calma amables, que hasta ahora los ha caracterizado a todos.

Nuestra presentación fue el primer día y sucedió lo inesperado: trajeron a un emirati que hablaba perfecto español. Un hombre de radio, con bella voz y don en el uso de la palabra, el cual, no tenía idea de que habíamos preparado una presentación de fotos, y la media hora que teníamos para nosotros, derivó en una divertida entrevista (con la historia de los leones incluida, no podía faltar) con la que todos quedaron encantadísimos.

mosaico.charla

Disfrutaron y rieron e incluso nos vinieron a felicitar por lo diferente y sincera que era nuestra muestra. Los que no hablaban árabe (que eran los otros viajeros) no entendieron nada claro, y nosotros nos quedamos pasmados viendo que todo el trabajo para hacer el montaje no había valido de nada pero al mismo tiempo, quedamos contentos y satisfechos al ver cuánto habían disfrutado y finalmente, eso era lo más importante para nosotros. (Hay que decir que al final, hicimos doblete y el último día “saltamos al ruedo de nuevo”, ésta vez con la presentación de fotos y música que teníamos preparada y así, comprendieron más y mejor de que hablábamos y al ser en inglés, esta vez, todo el mundo entendió).

Entonces nos relajamos y con lo nuestro ya hecho y los nervios pasados, pudimos disfrutar de las presentaciones del resto de viajeros y de lo excitante de ir conociéndolos, aprendiendo de sus variadas formas de viajar: en camello, en microlight (especie de ala-delta con motor), en globo, a pie, en un viejo taxi inglés, en moto….

dubai festival.4

Una especial conexión entre todos, un sentido de comunión con alguno de ellos con los que compartimos ese vivir de forma diferente al 90% de la población, el haber ido contra corriente y saltando los miedos con pértiga (los miedos personales, los ajenos, los sociales) hemos (algunos) transformado un viaje, en una forma de vida, creándola a cada momento, escogiendo como queremos vivirla y renunciando a las comodidades y abundancia en que se vive en nuestros países de origen; vivimos en la simplicidad y en la incertidumbre del que no sabe dónde dormirá esta noche.

Millonarios todos en experiencias, íbamos compartiéndonos, poco a poco, mezclándonos y enriqueciéndonos mutuamente.

También descubrimos el mundo de los records: de los que viajan por tener más países, más kms, los que buscan convertirse finalmente en un producto mas y mejor vendible al resto. Esos a los que les pasaron los horrores más horrorosos, las aventuras más feroces y que inflando sus relatos, no hacen finalmente, más que dejarse en evidencia pues aunque el publico les crea…. los que estamos a este lado…. les descubrimos pronto. Maestros finalmente son, en el como no actuar, en el dónde no caer.

mosaico bus

El último día fue grande, ¡¡fiesta en el desierto!!. Fuimos invitados en Al-Ain a una finca en el desierto: su dueño según nos contaron es un hombre muy rico y con poder, que le gusta la gente y por tener, no ha dejado de ser generoso, y fue el que organizó la noche para todos los viajeros y organizadores del festival.

Un par de filas de hombres entonaban rítmicos cantos repetitivos, empuñando bastones muy finos en las manos que a veces, alzaban al cielo o hacían girar graciosamente entre sus largos y finos dedos. Al rato comenzó la danza, y los mismos hombres, en círculo, comenzaron a girar caminando suave a ritmo de los tambores y del canto de algunos otros. Mientras avanzaban, movían sus cuellos de la misma forma que lo harían si fueran montados a camello: hacia delante y atrás con un toque circular en el harmonioso movimiento. Entonces descubrimos que ésta música, su ritmo, y el avanzar del camello son dos cosas que están perfectamente sincronizadas. Bello, bellísimo.

Tras ello, hombres por un lado y mujeres por otro.

Juntas nos deleitamos con el delicioso y amargo café árabe, que se sirve de muy poco en muy poquito, tan un dedo se toma de un par de tragos, en los que ese delicioso deje a cardamomo te inunda el paladar y como ellas dicen: pide un dulce. Dulces hechos con dátiles, azúcar y harina, así como si de una dulce bechamel se tratase, siempre con ese cardamomo de fondo que todo lo empapa.

Enormes cantidades de comida: hummus, ensaladas, arroz y pan de pita, carne de camello y dulces de todo tipo, té, café y vuelta a empezar. Desorbitada abundancia que es, la forma de demostrar hospitalidad pero que, según nos contaban, nada se tira o se pierde, todo se aprovecha ( y quedamos mas tranquilos ).

“No hay mal que por bien no venga” dice el refrán, y así sucedió de nuevo: tuvimos problemas a la hora de conseguir el visado hindú y eso nos llevó a tener que alargar la estancia en Dubai.

dubai festival.7

El Jeque Awad, tras una llamada solucionó lo de conseguir el visado, y nos abrió las puertas de su casa en el desierto por todo el tiempo que necesitáramos alargar la estancia en el país. Todo un regalo, un lujo y una experiencia el convivir con él, así, tan cerquita.

En la mañana tomábamos el desayuno tranquilos en la finca y después marchábamos juntos a su oficina en la ciudad. Cuando acababa con sus cosas, día a día nos fue trayendo y llevando, enseñando y mostrando espacios, rincones, y lugares que nunca antes habíamos pisado, y que quizá nunca volvamos a hacer. El mundo de las élites, un ritmo de vida que está a un nivel que no podíamos ni soñar en compartir, pero que curiosamente y como al principio ya os avanzaba, venía acompañado de gente con  un componente de sencillez y humildad que nunca hubiéramos imaginado podría estar unido a estas altas clases.

mosaico dubai festival

Tras el día en la ciudad, vuelta a la casa del desierto, donde cada noche había buffet y una sucesión de diferentes invitados que siempre, siempre, eran gente interesante y diferente. Como comentaba un amigo cercano de Awad:

-“Con el es así, o buena gente o no es posible que anden cerca.”

Y lo días se sucedieron y en el conocernos poco a poco y compartirnos mucho, nos fuimos acercando y familiarizando, hasta que a alguno de ellos y sobre todo a Awad, le tomamos una cercanía y un cariño muy especiales.

Ralph cerró el círculo llevándonos de nuevo al aeropuerto. En el camino, mirando atrás y a todo lo que hemos vivido, pensaba que muy fácilmente, cuando aterricemos en Calcuta y volvamos a coger las bicis, una vez en marcha de nuevo y vueltos a la normalidad,en una parada de esas a echarle un trago al agua…. nos miremos uno a otro y preguntemos….

– Pero….todo aquello…. ¿sucedió o tan solo fue un sueño?.

Anuncios

8 comentarios el “Inolvidable Dubai.

  1. Hola chicos!!! FELIZ AÑO NUEVO. Acavamos de leer vuestro relato con los abuelos y os quieren decir que se alegran de esa esperiencia tan grata, de que la hayais disfrutado tanto como nosotros al leerla y de parte del abuelo !!!QUE SIGAS SIENDO ESA CHICA VALIENTE!!! que nos hace viajar por el mundo entero, pero dice el abuelo que no te olvides de “tu rincóna” Mientras por aquí la vida sigue para los abuelos demasiado lentamente, bueno preciso, para el abuelo, la abuela tiene energias por los dos. La abuela me dice que admira que podais vivir con tan poco, quizas muchos no podríamos, dice. Buenos que por la India sigais encontrando buena gente, porque como dice el amigo del Jeque, la buena gente se atrae ¿no?
    Besos y abrazos de todos

  2. Como siempre, sorprendente 🙂 Los chicos con el delta a motor tienen un sitio? Fede esta sacando la licecia de vuelo. Un beso para los dos :9

  3. Alucinante. Cuánto me alegro por vosotros. Vuestras experiencias son tan únicas que nadie en el mundo, nadie, puede repetirlas. Mi más sincera admiración por vuestra genial vida, a galaxias de distancia de la de todos nosotros. Feliz 2014.

  4. Que bonita experiencia seguro que la habéis disfrutado a tope, … y sucedió, no fue tan solo un sueño!! Y todavía os esperan muchas más aventuras, un saludo pareja…

  5. guau…! hacía tiempito que no os leía, y me pasa cada vez, que no puedo despegarme una vez empiezo… menudo regalazo de la Vida, no…? en forma de sorpresa… qué precioso reencuentro con Ralph, y sí… suena como un precioso cuento. Qué gusto que lo hayáis vivido! A ver qué os depara ahora la aventura… besazos pareja!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s