Galería

Un poco de Osh.

osh entrada7

Osh nos ha brindado lo que en muchos años nos habíamos perdido, un invierno nevado y frío, tanto, que desde que cayeron las primeras nieves hacía el 20 de diciembre, ahí quedaron sin derretirse hasta el día de hoy.

osh entrada5
Nos salvamos por los pelos, pues a los 5 días de llegar las temperaturas cayeron vertiginosamente y daba miedo salir a la calle. Nos nos queríamos despegar de la estufa ni para ir a la cocina y aprovechábamos su calor para no tener que salir de la habitación, que era lo único que se mantenía calentito.

osh entrada8
Ha sido todo un acierto parar aquí. La amabilidad de sus gentes de sonrisa fácil y graciosos rostros ha echo que bajar al mercado o caminar por la ciudad haya sido siempre una grata experiencia.

osh entrada2

El no hablar apenas nada de ruso nos ha limitado bastante y, lo confesamos, hemos estado un poco vagos para hacer el esfuerzo de aprender pero, con el universal lenguaje de los gestos y un poco de sentido del humor todo se hace.

osh entrada0
El hecho de que la mujer de este extraño hotel descuidado y vacío (somos los únicos aquí) ande cerca y hable inglés, nos ha dado a conocer mucho más de las curiosidades de los kirgizs. En las mañanas prontito, coincidimos a la hora de  calentar el agua para el té del desayuno. Mientras Aitor remolonea un poco más en la cama, ambas nos hemos ido conociendo en charlas tranquilas y llenas siempre de risas. Me contó por ejemplo que en Kyrgyzstán (y más tarde descubrimos que también en Kazahstán) fue común y aceptado el ser “capturada” por el que sería tu marido, si, como lo oís: capturada.
El se fija en ti y le gustas, monta su caballo y va a buscarte pero…. no te invita a un té o a dar un paseo, te coge literalmente ( a menudo contra tu voluntad como a ella misma la sucedió) y te lleva a casa de sus padres. Allí te quedas, obligada a casarte con él si los tratos entre las familias en cuanto a dote son aceptados.
Esta práctica parece que a día de hoy en zonas rurales sigue siendo algo que está a la orden del día. Aunque nos suene increíble para ellos, es algo común, parte de su cultura, algo con lo que crecen y por lo tanto normal.

osh entrada4

Es divertido escuchar de ella las diferencias entre Uzbecos y Kyrgyzs, o por fin enterarnos por que hay en el mercado tantas patas de vaca (hacen una gelatina tipo flan pero salado y con trozos de carne dentro). Carnívoros hasta la médula y gentes, como dicen sus vecinos Tajikos y Uzbecos un tanto asalvajadas.

osh entrada1osh entrada3

Fueron y son las gentes de las tierras altas, los que a partir de los 2.500 – 3.000m viven con el ganado y soportan la dureza de estas tierras, del aislamiento, de la escasez, la soledad. De ahí vienen y se puede observar en sus rudos modales y duras formas, al tiempo en todo momento se puede apreciar lo amigables son detrás de todo ello.

osh entrada6

En las últimas dos semanas todo ha cambiado. Las temperaturas se han suavizado muchísimo estando ahora entre los cero y cinco la mayor parte del tiempo, por lo que la nieve ha comenzado a desaparecer. Ésto unido a que los días sean poco a poco más largos, estimula y aviva el fuego interno del avanzar, del continuar, del proseguir esa marcha que nos insufla vida. Ese ir que siempre está vivo y activo.
Los visados de China se complicaron de nuevo y hemos tenido que mandar los pasaportes a España, para que la familia en Madrid nos los sacase. Acaban casi de llegar de vuelta y aún estamos de celebración, pues ya tenemos las puertas abiertas hacía nuestro siguiente objetivo: Mongolia.
Las bicis están a punto de salir del quirófano y según el Dr. Aitor, todo está en perfecto estado y tienen salud para vivir una vida longeva.

osh entrada9
Y con todo tomando forma, seguimos viendo miles de fotos y actualizando esa fotogalería en que queremos incluir un poco, de todo aquello que vivimos en otras tierras desde el inicio del viaje. La recta final del estar pegados tantas horas a esta pantalla y volver a salir ahí fuera, al mundo, a vivirlo en vivo y en directo con muchas menos comodidades pero con más intensidad.
¿Para cuándo? 20 tantos de Febrero pero, shhhhhh….que no se nos enteren las piernas sshhhhhh…… no vaya a ser que se nos amotinen alzándose contra ésta amenaza a su confort y tranquilidad.

 

Anuncios

4 comentarios el “Un poco de Osh.

  1. Bien chicos!!!! vais a entrar en uno de los lugares que siempre quise conocer Mongolia!!!! contarlo despacio para que lo vea bien. Muchos besos
    Azu

  2. Precioso relato…por cierto, el mes pasado en National Geographic leí un artículo sobre el pueblo nómada de los kirguiz,en Afganistán, no sé si tendrán algo que ver con los kirgizs (suena muy parecido…).
    “Los nómadas kirguiz de Afganistán sobreviven en uno de los parajes más remotos de la Tierra: una estrecha franja montañosa situada entre Tadzhikistán, Pakistán y China” http://www.nationalgeographic.com.es/revista/national_geographic_espana/481/el_verdadero_rostro_de_nefertiti.html
    Osasuna! (porque todo lo demás ya lo tenéis)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s