Galería

Turquía.

“El viaje no es lo que sucede fuera, sino dentro” nos decía un viajero que encontramos.

Bulgaria-Turquía, frontera….25-4-2012
Vemos segun avanzamos como las últimas iglesias ortodoxas elevan sus cúpulas al cielo, sus cruces, orgullosas de ser cristianas reivindican su religión en la frontera.
Un labrador a llegado a sus tierras con la bici y ha comenzado a labrar el campo, con las primeras luces, como cada día. Al otro lado de la frontera los labradores también labran, han llegado a la misma hora, de la misma forma; aquí, mezquitas de torres puntiagudas parecen tocar el cielo, aparentan querer llegar a pincharlo. Cinco veces al día el Imán llama a sus fieles al rezo, estos labran….en eso nada ha cambiado.

Entramos en tierras musulmanas, Aitor estrena pantalón corto y camisa corta. Yo, renuncio a enfadarme por tener que ponerme manga larga y un pantalón extra sobre el culote ahora que por fin llegó el verano …aceptación, ésta la aprendí en Pakistán.
Después hemos aprendido observando y escuchando que este país tiene todo lo positivo que, a nuestro parecer generalmente tienen los países musulmanes (no hay alcohol, no se roba, la hospitalidad es desbordante…) y al tiempo son abiertos y pueden aceptar que la vecina lleve baqueros y manga corta, lo cual ha sido un alivio para mí.

Estambul se nos hizo demasiado grande, demasiado ciudad. El entrar en ella fue literalmente jugarnos el pescuezo y decidimos mientras entrábamos, que saldríamos en barco pues, pedalear entre coches y autobuses que te pasan a 110km/h tan cerca que te dejan sin respiración por unos instantes…no tiene nada de atractivo. Montones de turistas, precios disparatados, coches, prisas… nos marchamos pronto.
Aunque quedamos impactados ante la belleza de sus mezquitas, ninguno de los dos sentimos la magia. Hemos cruzado pequeños pueblitos desconocidos que realmente nos han trasportado a otras épocas, en los que algo se mueve dentro de uno al observarlos, te trasporta, te hace ensoñar otros tiempos y despierta algo en el interior. A veces la belleza de una esquina supera a la mezquita del más bello mármol, de más grandes cúpulas.
Pero finalmente son los encuentros son los que dan sabor a la vida, al viaje. Somos nosotros gente de encuentros y de charlas, más que de museos y edificios y en eso, Turquía, nos ha brindado su abundancia.

En este país el saludo al viajero el 70 por ciento del tiempo es:
-¿Chae, chae? (¿un té,un té?).
(mientras hacen el gesto de dar vueltas con una cucharilla en una taza).
El Chae es la escusa para que te sientes con ellos un rato, y digo ellos porque las mujeres aquí no van a los sitios del té que hacen las veces de los bares o cafeterías. El Chae en la calle se toma con hombres.
A menudo, de esos encuentros salen invitaciones y sobre todo si la tarde ya está avanzada, es entonces que se entra en la vida familiar, en las casas y aparecen las mujeres, las comidas (que la mayor parte del tiempo son: tomate y pepino, queso, mantequilla, aceitunas, yogurth, y una especie de mermelada dulce. Todo ello acompañado de pan que según hemos avanzado en el país ha ido cambiando totalmente de forma y sabor).

Un montón de gentes e historias han quedado atrás…atrás en los 1.300km que llevamos recorridos en este enorrrrme país hasta este mismo momento en que nos encontramos en su centro:

… atrás quedó la mujer que me regaló al marchar de su casa los patucos de ganchillo que aún llevo en las alforjas, la parada con los policías que nos avituallaron bajo una sombra fresquita y nos contaron “secretos de estado”
…atrás momentos vividos como la noche compartida en lo que era una escuela, con los cocineros que preparaban allí, la comida para el dia siguiente en que el pueblo celebraba una fiesta en la que pedían lluvia para la primavera. Reímos en esa noche más de lo que habíamos echo en mucho tiempo entre las hogueras y las enormes ollas… atrás el ser testigos del momento trágico en que un anciano se caía por la escaleras a unos metros de dónde estábamos y vivir el miedo, el dolor, el caos del momento en que la sangre y las lágrimas aparecen en escena, en que la muerte nos recuerda que está a un paso todo el tiempo.
Hemos sido acogidos por músicos que nos han regalado celestiales sonidos; en casas humildes y en ricas haciendas. Todos nos han ofrecido lo que tenían, con muchos no hemos podido comunicarnos demasiado pero con otros hemos compartido interesantes charlas descubriendo que diferente es este pais y su realidad de lo que nos cuentan en los medios.
Vimos también como en la ciudad se reían de estos dos sucios y extraños seres que somos para ellos. Aprender, sentir, observar, sufrir y disfrutar…. sintiéndonos más vivos y completos cuando menos tenemos, cuando menos queremos.

Estamos de descanso y, en estos días hemos de dejar las bicis y subir hasta el norte (Trabzon) dónde intentar conseguir la visa Iraní, una mítica por lo difícil de conseguir. Parece que allí la están dando en un día por lo que en breve esperamos volver a bajar, retomar las bicis y continuar la segunda mitad del país en la que nos adentraremos en tierras Kurdas.

Anuncios
de ¡¡Plantate!! Publicado en Turquia

4 comentarios el “Turquía.

  1. Hola Aitor y Laura, me llamo Maider Arabaolaza he leído este diario y me ha gustado mucho. Me he enterado de que tu Aitor estas con pantalón corto y camisa corta. Y tu Laura…¡Que calor!…¡Se nota que eres fuerte!¡Buena suerte y que lo paséis bien!

  2. Hola Laura y Aitor, Turquía es muy bonito por lo que he leído. Me han entrado ganas para viajar como vosotros, será una experiencia única. Animos por mi parte y mucha suerte.

  3. HOLA AITOR Y LAURA. ¿QUé TAL? ME IMAGINO QUE BIEN. ME HA GUSTADO MUCHO VUESTRO VIAJE. POR LO QUE SÉ TURQUÍA ES MUY BONITO. SEGUIR ASÍ Y ¡MUCHA SUERTE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s